Como aumentar la velocidad de tu teléfono móvil Android

portadasamsungpay

¿Alguna vez has pensado en mejorar el rendimiento de tu teléfono móvil Android para jugar o reducir el consumo de batería cuando no lo estamos utilizando? Esto es posible si cambiamos el comportamiento de los núcleos del procesador y su frecuencia.

Podemos aumentar la frecuencia realizando un overclock, alterando las frecuencias de funcionamiento del fabricante con el objeto de conseguir un mayor rendimiento.

Al incrementar la frecuencia del procesador conseguimos realizar más operaciones por segundo, lo que puede ser la solución para los teléfonos más antiguos. Pero ojo, no todo son ventajas, ya que al aumentar la frecuencia de la CPU aumentaremos la temperatura de funcionamiento, con lo que existe el riesgo de dañar el procesador y hacer totalmente inservible el teléfono.

Cómo podemos cambiar la frecuencia del procesador

La frecuencia del procesador se debe subir muy poco a poco y se debe monitorizar en todo momento la temperatura del terminar hasta llegar al punto de equilibrio, en la que se consiga el mejor rendimiento con un nivel de temperatura aceptable.

El primer paso a la hora de cambiar la frecuencia del procesador pasa por conseguir permiso root en el teléfono e instalar una aplicación de control con la que modificar la frecuencia de la CPU del teléfono.

Elige el perfil de funcionamiento adecuado para cada momento

Cualquier procesador ajusta la frecuencia de sus núcleos en base a la carga de trabajo recibida y esto se controla mediante un ?gobernador de la CPU?. El gobernador utiliza una serie de perfiles de comportamiento con los que gestionarse cuando tiene que bajar la frecuencia al estar en reposo o cuando tiene que forzar su funcionamiento por la carga de trabajo.

En origen, el gobernador siempre está configurado para utilizar un perfil Ondemand, con el que se ajusta la frecuencia del procesador de manera automática en función de la carga de trabajo que recibe. Pero si tenemos los permisos especiales podemos manipular las configuraciones.

Interactivo: Mantiene un consumo energético moderado con el fin de mantener la fluidez del dispositivo.

Conservador: Ahorra toda la energía posible, pero el móvil se vuele más lento ya que los núcleos funcionan con una frecuencia muy ajustada.

Ondemand: Es el perfil por defecto de Android con el que se obtiene un gran equilibrio en la carga de trabajo y la reducción del consumo en reposo.

Rendimiento: ideal para quienes buscan el máximo rendimiento en todo momento. Con este perfil el procesador funcionará siempre al límite de su capacidad, sin tener en cuenta el consumo energético, pero hay que tener especial cuidado con la temperatura, ya que el procesador podría calentarse más de lo recomendable.

Pin It on Pinterest